Qué es la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad de carácter inflamatorio que consiste en crecimiento a un ritmo anormalmente rápido de las células cutáneas. Un problema en el sistema inmune hace que las células de piel nueva aparezcan en cortos plazos de tiempo como por ejemplo días, en lugar de las habituales semanas. A esto se une además el problema de que el cuerpo no es capaz de eliminar el exceso de células y por tanto éstas se quedan en la superficie de la piel causando ese aspecto tan conocido similar a heridas o irritaciones.

Causas de la psoriasis

Qué es la psoriasis

Afortunadamente, no se trata de una enferdad contagiosa por lo que la causa de la psorisis nunca podría estar relacionada con estar cerca de alguien con esa enfermedad, compartir la ropa o el baño. La causas de la psoriasis son complicadas y aún es un tema que se está estudiando a fondo. Hasta ahora se ha descubierto que está relacionada con el sistema inmunológico y que el factor genético está muy vinculado. Si un padre tiene psorasis, las posibilidad de que sus hijos también la sufran aumenta. También se sabe que la psoriasis se desescadena cuando un tipo de glóbulos blancos llamados células T da lugar a la reacción en la piel.

Como la psoriasis viene predeterminada genéticamente, se están realizando estudios con el fin de descubrir qué gen es el que tiene la información para traspasar la enfermedad dentro de una misma familia. También es curioso el hecho de que, se puede heredar la psoriasis pero no padecerla, es decir, ser portador de la enfermedad pero que ésta nunca llegue a desarrollarse. Ahora se está tratando de descubrir qué factores desencadenan la reacción.

Síntomas de la Psoriasis

Dependiendo del tipo de psoriasis sus síntomas o signos identificables son distintos. la forma de psoriasis más común es la psoriasis en placas, también conocida como psoriasis vulgar y es fácilmente identificable gracias a la aparición de zonas escamosas en la piel. Las escamas son piel gruesa que puede aparecer en distintos colores, generalmente roja o blanca y en ocasiones con matices plateados. Las zonas más frecuentes en las que se encuentran síntomas de psoriasis suele ser en las articulaciones como rodillas y codos, en el curo cabelludo y en la zona baja de la espalda.

En algunas ocasiones, la psoriasis también afecta a otras áreas del cuerpo. Más de la mitad de las personas que sufren esta enfermedad están afectados en las uñas. Esta es una buena manera de saber si se tiene psoriasis ya que las uñas pueden empezar a despegarse o a tener un color amarillendo. Es muy importante consultar a un especialista de la piel (dermatólogo) si descubrimos que podemos padecer psoriasis ya que los efectos de esta enfermedad no son solamente estéticos. Si se trata a tiempo, se puede evitar que se estropeen las articulaciones y otros problemas graves.

Quién puede tener psoriasis

Cualquier persona podría tener psoriasis, no importa de qué lugar del mundo se sea o el género de la persona, tanto hombres como mujeres están afectados por igual. Sin embargo, hay algunas razas que tienen una predisposición mayor, como es por ejemplo, el caso de los caucásicos y personas de raza blanca.

Como ya hemos comentado con anterioridad, el factor genético juega un papel importante por lo que sería interesante informse si alguien en la familia a padecido esta enfermedad para estar alertados y en caso de ver alguno de los síntomas, contactar enseguida con un dermatólogo para que evalúe nuestra situación.

La psoriasis puede llegar en cualquier momento. Los síntomas pueden aparecer desde que somos bebés hasta muy entrados en años. En ocasiones, somos portadores de la enfermedad sin saberlo y un factor desencadenante hace que aparezca, sea cual sea nuestra edad. También es cierto que por lo general, suele aparecer entre los 15 y los 30 años. La mayoría de las personas la desarrollan antes de los 40.

Definicion Psoriasis

Calidad de Vida

Algunas personas consideran que la psoriasis no les permite tener una buena calidad de vida. Los brotes aparecen de imprevisto y en ocasiones con demasiada frecuencia. Al ser una enfermedad de por vida, hay que aprender a vivir con ella e intentar hacer el tratamiento lo mejor posible para mejorar nuestra calidad de vida. Sin duda alguna, todos los paciente la consideran una molestia en su vida y sobre todo, un factor estético importante que nos les gusta tener.

Otro de los inconvenientes que afectan a la vida cotidiana de los pacientes con psoriasis es que ésta, suele causar picores y a veces hasta dolor. Muchas veces se producen rajas en la piel y heridas que sangran. Estas heridas pueden hacer que las personas no duerman bien ya que el dolor y el picor les despierta por las noches y por tanto, la enfermedad les provoca un daño importante es su calidad de vida. Si este es tu caso, tendrás que consultar con el médico especialista para que te recomiendo otros tratamientos que te ayuden a dormir. La falta de sueño hará que no rindas normalmente en el trabajo o el colegio.

El estado de ánimo es otro de los grandes afectados por la psoriasis. El no sentirse bien con uno mismo y no verse en las mejores condiciones físicas hace que las personas se avergüencen, se sientan tristes o deprimidas y les baje la autoestima. Las personas con psoriasis tienen más posibilidades que el resto de personas de padecer depresión.

Infórmate

Si tienes psoriasis, infórmate sobre ella. No hay mejor arma contra un enemigo que el conocimiento por lo que, saber cómo puedes combatirla a ella y a sus efectos te hará más fuerte y te facilitará la vida.