Causas de la Psoriasis

La causa de la psoriasis no se conoce totalmente, pero se cree que está relacionada con el sistema inmune y su interacción con el medio ambiente en personas que tienen una predisposición genética. Más específicamente, una célula clave es un tipo de glóbulo blanco llamado un linfocito T o células T. Normalmente, las células T viajan por todo el cuerpo para detectar y combatir las sustancias extrañas, como los virus o bacterias. Si tienes psoriasis, sin embargo, las células T atacan a las células sanas de la piel, por error, como para curar una herida o combatir una infección.

Causas de la Psoriasis

Las células T hiperactivas desencadenan otras respuestas inmunitarias. Los efectos incluyen la dilatación de los vasos sanguíneos en la piel alrededor de las placas y un incremento de otras células blancas de la sangre que puede entrar en la capa externa de la piel.

Estos cambios dan como resultado el aumento de la producción tanto de las células sanas de la piel como de más células T y glóbulos blancos de la sangre.

Este aumento provoca un ciclo continuo en el que las células nuevas se renuevan demasiado rápidamente (en días en lugar de semanas). La piel muerta y las células blancas de la sangre no puede desprenderse con la suficiente rapidez y se acumulan en placas gruesas y escamosas en la superficie de la piel.

Por lo general, no se detiene a menos que se interrumpe el ciclo con tratamiento.

La razón por la que las células T tienen un mal funcionamiento en las personas con psoriasis no es del todo clara, aunque los investigadores creen que los factores genéticos y ambientales juegan un papel importante. La psoriasis suele comenzar o empeorar a causa de un factor desencadenante que en ocasiones se puede identificar y evitar. Entre los factores que pueden desencadenar psoriasis se incluyen:

  • Infecciones, como la faringitis estreptocócica.
  • Lesiones en la piel, como una cortadura o raspadura, picadura de insecto o una quemadura grave.
  • Estrés
  • El clima frío
  • Fumar
  • El consumo excesivo de alcohol
  • Ciertos medicamentos - incluyendo el litio, que se prescribe para el trastorno bipolar, los medicamentos para la presión arterial, como los betabloqueantes, antimaláricos y yoduros.

El Sistema Inmunológico: La causa raíz de la Psoriasis

En un principio, se pensó en la psoriasis como una enfermedad hiperproliferativa, es decir, se pensó que la piel estaba simplemente fabricando demasiada piel. Así, la mayoría de los tratamientos se dirigían a este problema. Pero en 1979, un hecho fortuito arrojó una nueva luz sobre la causa. Los investigadores notaron que las personas sometidas a un trasplante de médula ósea para otras condiciones también curaban de la soriasis cuando se les administraba medicamentos para suprimir el sistema inmunológico.

Así que ahora sabemos que la psoriasis es una anomalía o mal funcionamiento del sistema inmunológico y, en concreto, sabemos que las células T, un tipo de glóbulo blanco, se encuentra en la raíz de la misma. Las células crecen en exceso y atacan el área de la piel donde se encuentra la psoriasis. Cuando se biopsia un área del cuerpo con psoriasis y se mira a través de un microscopio, se ven muchas células T por debajo de las placas de piel.

En lugar de proteger el cuerpo de invasores como lo hace normalmente, el sistema inmune en un individuo con psoriasis promueve la inflamación y un crecimiento rápido de células de la piel. En una respuesta inmune normal, el cuerpo libera proteínas llamadas citoquinas, que el sistema inmunológico utiliza para enviar mensajes. Pero con la psoriasis, las citoquinas obtienen sus señales mixtas, por así decirlo. A continuación, células de la piel se acumulan, la piel se espesa y el área se torna roja e inflamada. Se produce un aumento del flujo sanguíneo.

Muchos de los nuevos tratamientos están dirigidos a tratar de contener o inactivar a las células T que están causando la hiperproliferación en la piel. Las razones por las que se provoca la activación de las células T, o se mantienen en estado de alerta se desconoce, pero los genes pueden estar relacionados en este sentido.

La causa raíz de la psoriasis

La Genética, otra causa de la psoriasis

Una de cada 10 personas tienen genes que los hacen más propensos a la psoriasis. Pero la mayoría de las personas con psoriasis reportan no tener un familiar con la enfermedad. Así que hay conexiones claramente genéticos aunque no es un factor definitivo.

No es una simple característica genética como los ojos verdes o el pelo castaño, que se puede transmitir a través de una familia en un patrón específico ni tampoco es una enfermedad estrictamente genética como la fibrosis quística. Hay que pensar en ello más como una tendencia hacia la enfermedad, posiblemente causada por una variedad de cambios genéticos.

Para desarrollar psoriasis en realidad, se debe dar una combinación de genes diferentes. Los investigadores todavía están trabajando para identificar a todos ellos. Una vez que esto suceda, las causas de la psoriasis serán en mucho más claras.