Depresión por Psoriasis

La psoriasis puede generar picazón y numerosas molestias, haciendo sentir incómodo al que la padece. El tratamiento puede resultar pesao y lento, pero los peores efectos de la psoriasis suelen ser emocionales. La persona con psoriasis podría sentir que esta enfermedad interfiere en sus relaciones o incluso, notar que los demás tienen un trato especial y se muestran extrañados.

Depresión por Psoriasis

Lamentablemente, la ignorancia de la gente por esta enfermedad genera rechazo al no entender su condición y tener miedo a que ésta sea, por ejemplo, contagiosa. En ocasiones, la persona que sufre psoriasis podría sentir como otros lo evitan. Dependiendo de en qué lugar del cuerpo se encuentra la psoriasis, la persona afectada podría sentir vergüenza al mostrarse en público.

Daños psicológicos de la psoriasis

La psoriasis puede hacer sentir profundamente aislado y excluído y conllevar a un elevado daño psicológico. Cuando esto se combina con las molestias crónicas que puede causar la psoriasis, las emociones pueden resultar difíciles de manejar, e incluso conducir a sufrir depresión.

Hacer frente a la psoriasis puede provocar estrés y el estrés podría hacer que la psoriasis empeorase. Incluso existen algunas pruebas donde está comprobado que la preocupación por la psoriasis podría hacer menos efectivo el tratamiento.

La psoriasis tiene sin duda, un gran impacto en la calidad de vida del paciente. Una encuesta del 2009 de la Fundación Nacional de Psoriasis reveló que el 63% de los encuestados dijeron que esta condición afectaba a su bienestar emocional general.

Lidiando con la reacción de la gente sobre la psoriasis

¿Qué se debe hacer? Si bien puede parecer un gran consejo el de ignorar la reacción que la gente tenga hacia la psoriasis, este consejo no resulta realista para la mayoría de las personas que la sufren. Todos somos dependientes en algún momento de los demás y el modo como otros miran puede afectar.

Una cosa que podría ayudar sería tratar de explicar a los demás qué es la psoriasis. Explicar a la mayoría de gente que desconoce esta enfermedad, que no es contagiosa y que nada tiene que ver con la falta de higiene. Explicar que es una condición de por vida incurable, pero que se trata de igual forma. Es especialmente importante, que familiares y amigos entiendan y sepan qué es las psoriasis.

Daños psicológicos de la psoriasis

Obtener ayuda por la depresión y la psoriasis

En el momento que la persona afectada sienta que la psoriasis podría estar apartándola de su vida, haciéndola sentir infeliz, debe buscar ayuda profesional. A ser posible, sería importante encontrar a un terapeuta que haya tratado anteriormente a personas con psoriaris. El médico puede ser capaz de guiarle y recomendarle. En algunos casos, los medicamentos antidepresivos también podrían ayudar a sobrellevar la situación.

Otra opción sería buscar un grupo de apoyo, ya sea en persona o a través de Internet. Podría ser que el médico tuviera sugerencias. Hablar con gente que también sufre psoriasis puede hacer sentir mejor y menos aislado. Además, pueden aprenderse buenos consejos sobre tratamientos cuando se conoce a otras personas que también la padecen.

Las personas con psoriasis deben saber que no estás solas. Si bien todavía no existe cura, hay diferentes opciones para mejor su condición. Es necesario luchar contra la depresión y la ansiedad y continuar participando en el seguimiento del tratamiento administrado por el especialista.