Diagnosis de la psoriasis

En la mayoría de los casos, el diagnóstico de psoriasis es bastante sencillo. Será necesario realizar un examen físico y otro d antecedentes médicos. El médico generalmente puede diagnosticar la psoriasis mediante el estudio de la historia clínica y el examen de su piel, el cuero cabelludo y las uñas.

Diagnosis de la psoriasis

Biopsia de piel: En raras ocasiones, el médico puede tomar una pequeña muestra de piel (biopsia) que se examinan bajo un microscopio para determinar el tipo exacto de la psoriasis y para descartar otros trastornos. La biopsia de piel se hace generalmente en el consultorio del médico con anestesia local.

En los raros casos en los que se haga biopsia, se enviará al laboratorio para su examen bajo un microscopio. Esto determinará el tipo exacto de la psoriasis y descartará otros trastornos cutáneos, como la dermatitis seborreica, liquen plano, liquen simple y pitiriasis rosada.

Otras condiciones que pueden parecer psoriasis

Existen algunas condiciones médicas y enfermedades que pueden parecerse a la psoriasis. Algunas de ellas son:

  • Dermatitis seborreica: Este tipo de dermatitis se caracteriza por la grasa, escamas, picazón en la piel y ser de color rojo. A menudo se encuentra en las zonas grasas del cuerpo tales como la cara, la parte superior del pecho y la espalda. La dermatitis seborreica también puede aparecer en el cuero cabelludo como la caspa, con comezón.
  • El liquen plano: Esta es una condición inflamatoria que produce picazón en la piel. Muestra bulto, aplanados (lesiones) en los brazos y las piernas.
  • La tiña del cuerpo (tinea corporis): La tiña es causada por una infección de hongos en la capa superior de la piel. La infección suele causar un anillo de color rojo, con escamas o círculos en erupción.
  • Pitiriasis rosea: Esta condición común de la piel, por lo general, comienza como una mancha grande en el pecho (placa heráldica), el abdomen o la espalda, que luego se extiende. El sarpullido de la pitiriasis rosada con frecuencia se extiende desde la parte media del cuerpo y su forma se asemeja a caídas de árboles de pino y ramas. Esta condición suele desaparecer en de seis a ocho semanas.
Otras condiciones que pueden parecer psoriasis

Por lo general, el médico hará un diagnóstico de psoriasis basado en la apariencia de la piel. No existe una prueba sanguínea para la psoriasis.

Si el médico sospecha que el paciente puede tener artritis psoriásica, que a veces es una complicación de la psoriasis, puede ser enviado a ver a un reumatólogo especialista en la artritis. Es posible que el médico haga análisis de sangre para descartar otras condiciones y radiografías de las articulaciones afectadas.

Si crees que puedes tener psoriasis, lo más inteligente es consultarlo con un dermatólogo especialista. Siempre que aparezcan manchas, o irregularidades en la piel deberías escuchar la opinión de un experto con el fin de evitar males mayores. En muchas ocasiones, no acudimos al médico pensando que son condiciones que con el tiempo se nos pasarán y cuando lo hacemos la enfermedad ya está muy avanzada o nos ha causado muchos problemas.

La psoriasis es una enfermedad crónica, lo que significa que dura mucho tiempo y aparece lentamente. Suele aparecer en forma de brotes de modo que pueden existir épocas en las que se padece y otras en las que no.