Psoriasis genital

Síntomas de la psoriasis genital

El tipo más común de psoriasis en la región genital es la psoriasis inversa. Este tipo de psoriasis aparece primeramente en forma de lesiones lisas, secas y rojas. Por lo general, carece de las escamas asociadas a la psoriasis de placas.

Son varias las regiones de la zona genital que pueden verse afectadas por la psoriasis.

Psoriasis en el pubis

El pubis es la región que tanto hombres como mujeres tienen y que se encuentra por encima de los genitales. Esta área puede ser tratada de manera similar a la psoriasis en el cuero cabelludo, pero teniendo especial cuidado. La piel de la región púbica es más sensible que la piel del cuero cabelludo y puede lastimarse con más facilidad.

Psoriasis en los muslos

A menudo, la psoriasis en los muslos superiores se compone de muchos parches pequeños y redondos que son rojos y escamosos. La psoriasis entre los muslos se irrita con facilidad, sobre todo si los muslos se rozan al caminar o correr.

Psoriasis en los pliegues entre el muslo y la ingle

La psoriasis en los pliegues entre el muslo y la ingle no suele presentarse con escamasas y es de un color rojizo-blanco. La piel puede agrietarse, presentando fisuras. Tanto las personas con sobrepeso como los deportistas pueden sufrir infecciones en los pliegues cutáneos también conocidos como Intertrigo que son diferentes a la psoriasis y que consisten erupciones con placas acotadas de color blanquecino que frecuentemente se fisuran creando pequeñas costras.

Psoriasis en los genitales

La psoriasis en los genitales femeninos se presenta a menudo como una superficie lisa enrojecida y sin escamas en la vulva. Rascarse esta zona puede ocasionar una infección y de este modo podría llevar a tener sequedad, dando como resultado el engrosamiento de la piel y más picor adicional.

Por lo general, la psoriasis en los genitales de la mujer afecta la piel externa de la vagina y no suele afectar las membranas mucosas. Normalmente, la psoriasis genital no afecta a la uretra.

La psoriasis en los genitales masculinos se localiza en el pene y puede aparecer con muchas pequeñas manchas rojas en el glande o el eje. La piel puede presentar escamas o estar lisa y brillante. La psoriasis genital masculina afecta tanto a los hombres circuncidados como a los no circuncidados.

Psoriasis en el ano y la piel circundante

La psoriasis en el y cerca del ano se presenta enrojecida, sin escamas y propensa a la picazón. La psoriasis en esta área puede confundirse con los hongos, infecciones, picor hemorroidal y las infestaciones de lombrices intestinales. La presencia de estas condiciones puede complicar el tratamiento de la psoriasis.

Los exámenes rectales y los cultivo de piel pueden confirmar si se padece estas condiciones. Los síntomas de la psoriasis pueden incluir sangrado anal, dolor al defecar y una excesiva sequedad y picor.

Psoriasis en los pliegues de las nalgas

La psoriasis en los pliegues de los glúteos puede aparecer o bien, de color rojo y sin escamas, o roja también pero con escamas muy gruesas y abundantes. La piel en esta área no es tan frágil como la de la ingle.

Tratamiento para la psoriasis genital

Generalmente, la psoriasis genital responde bien al tratamiento. Debido a la sensibilidad de la piel de los genitales, el tratamiento requiere un seguimiento y atención especial por parte del médico y el paciente.

Los medicamentos tópicos y la luz ultravioleta (UV) son el tratamiento más utilizado. Normalmente, los médicos no recetan medicamentos sistémicos para la psoriasis si solamente se encuentra localizada en los genitales. Sin embargo, si la psoriasis es muy grave o persiste después de haberse aplicado un tratamiento tópico o incluso, aparece en otras partes del cuerpo entonces sí se administraría un medicamento sistemático.