Riesgos Cardiovasculares

Los médicos aseguran que los pacientes con psoriasis, especialmente aquellos con psoriasis grave, son un grupo de riesgo cardiovascular. Por lo tengo, ha que ayudarlos a ofrecerles un cambio de estilo de vida y ayudarles a la pronta detección de problemas como la dislipidemia y la hipertensión.

La psoriasis puede afectar al corazón de varias maneras, algunas formas son potencialmente mortales (incluyendo ataques al corazón) y otros son mucho menos graves. Hay muchos factores de riesgo que desarrollan condiciones relacionadas con el corazón, muchos de los cuales pueden ser evitados.

Riesgos Cardiovasculares

Conexión de la psoriasis con el Corazón

En general, las personas con psoriasis tienen un riesgo mucho mayor de enfermedades cardíaca que las personas sin psoriasis. En los hombres y mujeres jóvenes con psoriasis grave este riesgo es más notable, donde las probabilidades de tener un ataque al corazón pueden multiplicarse hasta por tres con respectoa las personas de la misma edad que no tienen psoriasis. La afección cardíaca más común que afecta a las personas con psoriasis es la aterosclerosis. Se produce cuando los depósitos de colesterol y de ácidos grasos obstruyen los vasos sanguíneos, reduciendo el flujo de sangre y previniendo el suministro de oxígeno y nutrientes al corazón, cerebro y otros órganos. Esto puede dar lugar a un ataque al corazón o apoplejía.

Las personas con psoriasis a menudo tienen uno o más factores de riesgo para la aterosclerosis, entre los que se incluyen la diabetes, la obesidad, la presión arterial alta (hipertensión) y colesterol LDL ( colesterol malo). Además, las personas con psoriasis pueden ser más propensas a tomar decisiones de estilo de vida que aumentan su riesgo de futuras enfermedades cardíacas. La buena noticia es que se puede luchar contra muchos de estos factores de riesgo y reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

Cómo reducir el Riesgo

Es posible que por el hecho de sufrir psoriases seas más propenso a tener ciertos factores de riesgo de enfermedades del corazón, pero se puede hacer algo al respecto. Es lo siguiente:

Presión arterial alta: La presión arterial alta o hipertensión (siempre por encima de 140/90 mmHg) se puede reducir y eventualmente bloquear los vasos sanguíneos que llevan la sangre a todo el cuerpo. La presión arterial muy alta puede dar lugar a que los vasos sanguíneos en el cerebro estallen causando un accidente cerebrovascular. La hipertensión frecuentemente no presenta síntomas, así que asegúrate de que la presión arterial es correcta.

Niveles altos de colesterol: los niveles elevados de colesterol están asociados con dietas ricas en grasas, el tabaquismo, la inactividad y los antecedentes familiares de colesterol alto. El colesterol y los triglicéridos son un tipo de grasa que pueden bloquear y estrechar los vasos sanguíneos que dan lugar a un ataque al corazón o a un derrame cerebral. Comer una dieta equilibrada, realizar actividad física, no fumar y reducir el consumo de sal y alcohol puede reducir significativamente los niveles de colesterol. Algunas personas también necesitan medicamentos para controlar el colesterol en la sangre.

La inactividad física: Estar inactivo puede duplicar el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. No es necesario hacer ejercicio sin descanso para disfrutar de los beneficios de éste en la salud. Comienza con una meta de 30 minutos de actividad física diaria, como caminar o pasear. Poco a poco aumenta la cantidad y la intensidad. Si la actividad le causa dolor o si no está seguro de iniciar cualquier programa de ejercicios consulta con tu médico, ya que puede no ser adecuado para ti especialmente si tienes artritis psoriásica.

Diabetes: Es importante manejar cuidadosamente el nivel de azúcar en la sangre si tienes diabetes ya que más del 80 por ciento de las personas con diabetes mueren de enfermedades cardíacas.

Riesgos Cardiovasculares con psoriasis

El exceso de peso: La obesidad y la distribución del exceso de peso pueden aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, así como presión arterial alta, colesterol alto y diabetes. Las personas que tienen un peso alrededor de su centro (forma de manzana) versus alrededor de sus caderas (forma de pera) tienen un mayor riesgo de problemas de salud. Incluso una pequeña reducción en el peso (sólo un 10 por ciento) puede reducir significativamente las probabilidades de tener un ataque al corazón, un derrame cerebral o diabetes, además de mejorar el bienestar general.

Fumar: Dejar de fumar es uno de los pasos más importantes a seguir para tener un corazón sano. Los riesgos de la salud asociados con el tabaquismo incluyen la aterosclerosis, un mayor riesgo de coágulos de sangre, la reducción de oxígeno en la sangre, el aumento de la presión arterial, el colesterol y enfermedades del corazón.

El consumo excesivo de alcohol: Hay algunas pruebas de que una cantidad moderada de alcohol (vino tinto especialmente) puede ser bueno para el corazón, sin embargo, el exceso de alcohol puede contribuir a problemas de salud, incluyendo enfermedades del corazón. Si bebes alcohol, limítate a no más de una o dos copas estándar (una cerveza, una copa de vino...) al día, hasta un máximo semanal de nueve bebidas en el caso de las mujeres y catorce en el caso de los hombres. Recuerda que cuando tomas ciertos medicamentos, se aconseja evitar el alcohol. Asegúrate de que tu médico es consciente de tu consumo de alcohol.

Estrés: El estrés presenta dos problemas para las personas con psoriasis, aumentando no sólo el riesgo de enfermedades del corazón, sino también la psoriasis en sí. Es importante aprender a reducir y manejar el estrés de manera saludable en lugar de recurrir a estrategias poco saludables, como fumar, beber o comer en exceso. Las técnicas de ejercicio como el yoga y la relajación pueden ser eficaces. También puede haber otras terapias complementarias e incluso medicamentos que pueden ayudar a reducir los niveles de estrés. Consulta con tu médico.

Lo que no se puede evitar

Algunos factores de riesgo para las enfermedades cardiacas no se pueden cambiar o evitar. Entre estos se incluyen:

  • Sexo: Los hombres mayores de 55 y las mujeres después de la menopausia están en mayor riesgo de enfermedad cardiaca.
  • La edad avanzada: Los riesgos de ataques al corazón y apoplejía aumentan con la edad.
  • Raza: Las personas de origen asiático o africanos del sur son más propensos a tener diabetes y presión arterial alta y por lo tanto hay un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.
  • Historia Familiar: Si un hermano, hermana o padre desarrollaron enfermedad cardíaca antes de los 55 años o ha tenido un accidente cerebrovascular antes de los 65 años el paciente con psoriasis se encuentra en mayor riesgo.

Si, además de la psoriasis, se tiene alguno de los factores de riesgo de enfermedades del corazón que no se puede cambiar, es especialmente importante tratar de reducir los riesgos que sí se pueden cambiar.

Si estás preocupado acerca de cualquiera de los temas mencionados anteriormente, habla con tu médico, que será capaz de ofrecerte consuelo y explicaciones de tus factores de riesgo individuales.

Cómo reducir el riesgo

  • No fumes. O inicialmente, toma medidas para reducir la cantidad que fumas.
  • Manten un peso saludable. Si tu cintura mide más de 102 centímetros (40 pulgadas) en el caso de los hombres o 88 centímetros (35 pulgadas) en las mujeres, habla con tu médico acerca de las estrategias de pérdida de peso.
  • Haz una dieta equilibrada que incluya cereales, verduras, frutas, alimentos bajos en grasa, productos lácteos, carnes magras y alimentos preparados con poca o ninguna grasa. Evita grasas saturadas y grasas trans.
  • Controle las porciones. Un método sencillo para determinar las porciones de comida es usar las dos manos abiertas como medida de hortalizas; una mano cerrada para los carbohidratos, como la pasta o el arroz; una mano cerrada para la fruta, la palma de la mano para la carne o proteína alternativa y la punta de su dedo pulgar para las grasas como el aceite, la margarina o mantequilla.
  • Limite el consumo de alcohol.
  • Lidiar con el estrés de una manera saludable.
  • Mantente físicamente activo por lo menos 30 minutos casi todos los días de la semana.
  • Bebe más agua, por lo menos 2-3 litros de agua al día, especialmente durante el clima cálido o caluroso.

Cómo identificar un problema cardíaco

Es importante que seas capaz de reconocer las señales de advertencia de una enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

  • Angina: Dolor o malestar, generalmente en el pecho, el cuello, la mandíbula y/o en el hombro, que puede ser desencadenada por la actividad física, pero aliviado por el reposo. El dolor puede sentirse como una sensación de pesadez, tirantez o presión. Dificultad para respirar (con o sin dolor de pecho), generalmente desencadenada por la actividad física y se alivia con el reposo.
  • Ataque al corazón: Un ataque al corazón puede comenzar con síntomas similares a los de la angina (dolor descritos anteriormente y dificultad para respirar). El dolor suele ser muy grave, aparece de repente y no desaparece con el reposo. Las náuseas, indigestión o vómitos. Sudoración o piel fría y húmeda. Los sentimientos de temor, ansiedad, negación
  • Ataque Fulminante: Debilidad repentina o entumecimiento repentino de la cara, brazo o pierna, especialmente en un lado del cuerpo, incluso si es temporal. Confusión repentina o dificultad para hablar o entender, incluso si es temporal. Problemas para ver con uno o ambos ojos.