Síntomas de la Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad fácilmente identificable cuando los signos han salido a la luz. En ocasiones alguien puede ser portador de la enfermedad pero no desarrollarla por lo que, en estos casos, identificarla es más difícil. Los signos y síntomas pueden variar de persona a persona, pero entre los más comunes se incluyen uno o más de los siguientes:

Síntomas de la Psoriasis
  • Manchas rojas en la piel.
  • Piel cubierta de escamas plateadas.
  • Pequeñas manchas (frecuente en los niños).
  • La piel seca y agrietada que pueden sangrar.
  • Picazón, ardor o dolor.
  • Engrosamiento de las uñas o con rebordes.
  • Articulaciones inflamadas y rígidas

La cantidad de parches que aparecen con la psoriasis pueden variar desde unos pocos puntos a grandes erupciones que cubren grandes áreas. Los casos leves de psoriasis pueden ser una molestia pero en los casos más severos, esta enfermedad puede ser dolorosa, deformante e incapacitante.

La mayoría de los tipos de psoriasis pasan por ciclos, los síntomas aparecen en unas pocas semanas o meses y luego van desapareciendo con el tiempo poco a poco o incluso entran en remisión completa. En la mayoría de los casos sin embargo, la enfermedad es para toda la vida y los brotes vuelven.

Síntomas de la psoriasis según el tipo

Existen varios tipos de psoriasis y los síntomas de cada una son diferentes:

  • Psoriasis en Placas. Es la forma más común. La psoriasis en placas secas provoca grandes lesiones y piel roja cubierta de escamas plateadas (placas). Las placas pueden picar o pueden ser dolorosas. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluyendo los genitales y el tejido blando en el interior de la boca. Puede darse el caso de que se tengan solo unas pocas placas o muchas y en casos graves, la piel alrededor de sus articulaciones puede agrietarse y sangrar.
  • Psoriasis en uñas. La psoriasis puede afectar a las uñas de manos y pies, causando picaduras, un crecimiento anormal de uñas y su decoloración. Las uñas psoriásicas pueden aflojarse y separarse del lecho ungueal (onicolisis). Los casos severos pueden hacer que la uña se desmorone.
  • Psoriasis del Cuero Cabelludo. La psoriasis en el cuero cabelludo aparece como áreas rojas que pican con escamas de color blanco plateado. Puede formar escamas de piel muerta en el pelo o en los hombros, sobre todo después de rascarse la cabeza.
  • Psoriasis Gotosa. Afecta principalmente a personas menores de 30 años y generalmente se desencadena por una infección bacteriana, como la faringitis estreptocócica. Se caracteriza por pequeñas gotas en forma de llagas en el tronco, los brazos, las piernas y el cuero cabelludo. Las llagas son cubiertos por una escala fina y no son tan gruesas como en el caso de las psoriasis en placas. Se puede tener un brote único que desaparece por sí solo, o que se repitan episodios, sobre todo si tienen infecciones respiratorias.
  • La psoriasis inversa. Principalmente afecta a la piel de las axilas, la ingle, debajo de los senos y alrededor de los genitales. La psoriasis inversa ocasiona parches lisos de piel roja, inflamada. Es más común en personas con sobrepeso y se agrava por la fricción y la sudoración.
  • Psoriasis pustulosa. Esta forma poco frecuente de psoriasis puede aparecer en forma de parches generalizadas (psoriasis pustulosa generalizada) o en áreas más pequeñas en las manos, los pies o los dedos. Por lo general, se desarrolla rápidamente, con ampollas llenas de pus que aparecen pocas horas después de que la piel se vuelve roja y sensible. Las ampollas secas se van en un día o dos, pero pueden volver a aparecer cada pocos días o semanas. La psoriasis pustulosa generalizada también puede causar fiebre, escalofríos, picazón severa y fatiga.
  • Psoriasis Eritrodérmica. El tipo menos común de psoriasis. La psoriasis eritrodérmica, puede cubrir todo el cuerpo con una erupción de color rojo y descamación que puede picar intensamente causando ardor. Puede ser provocada por quemaduras solares severas, por los corticosteroides y otros medicamentos, o por otro tipo de psoriasis que no esté bien controlada.
  • La artritis psoriásica. Además de la piel inflamada y escamosa, la artritis psoriásica produce uñas descoloridas y articulaciones hinchadas y dolorosas, algo típoco en otra enfermedad como es la artritis. También puede conducir a las condiciones inflamatorias de los ojos, tales como conjuntivitis. Los síntomas varían de leves a graves. La artritis psoriásica puede afectar a cualquier articulación. Aunque la enfermedad no es tan agobiante como otras formas de artritis, puede causar rigidez y daño progresivo de la articulación que en los casos más graves puede conducir a una deformidad permanente.
Efectos de la Psoriasis

Consulta a tu médico especialista

Si sospechas que puedes tener psoriasis, consulta a tu médico para un examen. Además, hable específicamente con tu médico si tu psoriasis:

  • Avanza más allá de la etapa de molestia, causando malestar y dolor.
  • Hace que la realización de tareas rutinarias sea difícil.
  • Te provoca preocupación por la apariencia de su piel.
  • Conduce a problemas en las articulaciones tales como el dolor, hinchazón o incapacidad para realizar las tareas diarias.

Consulta al médico si los signos y síntomas empeoran o no mejoran con el tratamiento. Es posible que necesites un medicamento diferente o una combinación de tratamientos para la gestión de la psoriasis.

Cómo evitar los síntomas de la psoriasis

Es muy importante seguir de manera estricta las recomendaciones del dermatólogo. De esta manera la psoriasis desaparecerá más rápidamente (a pesar de que pueda volver en otros brotes) y sobre todo y lo más interensate, es que podrás tener una mejor calidad de vida ya que los síntomas serán menores.