Tipos de Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel, caracterizada por la aparición de constantes parches rojos y escamosos. Existen diferentes tipos de psoriasis. En la mayoría de los casos, la gente sufre de un solo tipo de psoriasis a la vez. A veces los síntomas desaparecen y al tiempo, otro brote de psoriasis vuelve a desencadenarse. A continuación se explica brevemente los principales tipos de psoriasis que existen.

Psoriasis en Placas

Tipos de Psoriasis

La psoriasis en placas es la más común entre los pacientes. Alrededor de 8 sobre 10 personas con psoriasis tienen este tipo. A veces también es conocida como psoriasis vulgar.

La psoriasis en placas causa levantamientos en la piel, inflamación, enrojecimiento de las zonas afectada cubiertas por escamas blancas plateadas. Estos síntomas pueden picar o quemar. En lugar de aparecer y desaparecer, este tipo de psoriasis puede permanecer durante años. La psoriasis en placas puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, siendo las más comunes las siguientes áreas:

  • Codos
  • Rodillas
  • Cuero cabelludo
  • Baja de la espalda

Psoriasis Guttata

La psoriasis guttata o en gotas a menudo comienza de manera repentina durante la infancia o la juventud. Afecta a menos del 2% de los casos. Este tipo de psoriasis la causan pequeñas manchas rojas-rosadas en la piel. Por lo general, las lesiones son menos densas que las que genera la psoriasis en placas y suele aparecer en las siguientes áreas:

  • Tronco
  • Brazos
  • Muslos
  • Cuero cabelludo

Estas son los efectos que pueden desencadenarse con la psoriasis guttata:

  • Infección del tracto respiratorio superior, tal como faringitis o amigdalitis
  • Estrés
  • Lesión de la piel
Psoriasis flexural o inversa

Este tipo de psoriasis puede desaparecer en unas pocas semanas, incluso sin tratamiento. Sin embargo, existen casos de psoriasis más severa que requieren tratamiento y seguimiento médico.

Psoriasis Flexural o Inversa

La psoriasis flexural o inversa es una lesión que se extiende lisa, roja y brillante y se localiza en los pliegues de la piel. Con este tipo de psoriasis no aparecen escamas. La psoriasis flexural suele aparecer en las siguientes áreas:

  • Axilas
  • Ingles
  • Debajo de los senos
  • En los pliegues de la piel alrededor de los genitales o las nalgas

Debido a su ubicación, la psoriasis inversa puede empeorar por el sudor y la fricción. Por esta razón, el tratamiento puede ser más difícil en personas con sobrepeso o con profundos pliegues en la piel. Un excesivo crecimiento de levadura puede desencadenar este tipo de psoriasis.

Psoriasis Pustulosa

La psoriasis pustulosa es poco frecuente y aparece sobre todo en los adultos. La psoriasis pustulosa provoca granos o pústulas llenas de pus rodeadas de piel enrojecida. A la vista puede parecer infecciosa pero no lo es. El orden de los síntomas suele ser el enrojecimiento de la piel, la escamación y seguidamente, la formación de protuberancias llenas de pus.

Este tipo de psoriasis puede aparecer en zonas del cuerpo, tales como manos y pies, o puede abarcar una mayor parte del cuerpo (psoriasis pustulosa generalizada). La psoriasis pustulosa puede tener efectos muy graves, por lo que es necesaria una inmediata atención médica. La psoriasis pustulosa generalizada puede causar:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Náuseas
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Debilidad muscular

Estos hechos pueden desencadenar la psoriasis pustulosa:

  • Los medicamentos tópicos o sistémicos, especialmente los esteroides
  • La repentina retirada de medicamentos sistémicos o esteroides tópicos fuertes
  • La exposición excesiva a los rayos ultravioleta (UV)
  • Embarazo
  • Infección
  • Estrés
  • La exposición a ciertos productos químicos

Psoriasis Eritrodérmica

Psoriasis eritrodérmica

Este tipo de psoriasis es la menos común, pero es muy grave. La psoriasis eritrodérmica afecta a la mayor parte del cuerpo causando enrojecimiento generalizado y ardor en la piel, dando sensación de sufrir quemaduras en la piel. Los síntomas que desencadena este tipo de psoriasis son:

  • Picazón severa, ardor y descamación
  • Aumento en la frecuencia cardíaca
  • Cambio de la temperatura corporal

Si se sufren estos síntomas, debe consultarse inmediatamente a un médico. Incluso, es posible tener que ser hospitalizado. Este tipo de psoriasis puede causar graves enfermedades debido a la pérdida de proteínas y líquidos. También puede desarrollarse una infección, neumonía o insuficiencia cardíaca congestiva.

Los posibles desencadenantes de la psoriasis eritrodérmica son los siguientes:

  • La retirada repentina de un tratamiento sistemático para la psoriasis
  • Una reacción alérgica medicamentosa
  • Quemadura grave
  • Infección
  • Los medicamentos como el litio, medicamentos contra la malaria, cortisona, o fuertes productos de alquitrán de hulla

La psoriasis eritrodérmica también puede surgir durante un largo período en el que es difícil controlar la psoriasis que se sufre.