Tratamientos Caseros para la psoriasis

A pesar de que existen muchas medidas de ayuda para tratar la psoriasis, ninguna de ellas puede curarla. No obstante, al igual que las medicinas y otros tratamientos, también existen tratamientos caseros para la psoriasis que pueden ayudar a mejorar el aspecto y el tacto de la piel dañada. Algunos de ellos son:

Remedios Caseros para la Psoriasis

Tratamientos Caseros para la psoriasis

Tome baños diarios. Bañarse todos los días ayuda a eliminar las escamas y calma la piel inflamada. Añade aceite de baño, harina de avena coloidal, sales del Mar Muerto para el agua y quédate en remojo durante al menos 15 minutos. Evita el agua caliente y jabones fuertes que puedan empeorar los síntomas.

Utilizar cremas hidratantes. Seca la piel después del baño, e inmediatamente después aplica crema hidratante mientras la piel está todavía húmeda. Para pieles muy secas, es mejor utilizar aceites (tienen más resistencia que las cremas o lociones y son más eficaces en impedir que el agua se evapore de la piel). Si el clima es frío y seco, puede ser necesario aplicar la crema hidratante varias veces al día.

Cubrir las áreas afectadas durante la noche. Para ayudar a mejorar el enrojecimiento y la descamación, aplica una crema hidratante en la piel y envolvuelvela durante la noche con un plastico. Por la mañana, retira la cubierta y quita las escamas con un baño o una ducha.

Exponer la piel a pequeñas cantidades de luz solar. Una cantidad controlada de la luz solar puede mejorar significativamente las lesiones, pero demasiado sol puede desencadenar o empeorar los brotes y aumentar el riesgo de cáncer de piel. Si tomas el sol, lo mejor es hacer sesiones cortas tres veces a la semana. Manten un registro de cuándo y cuánto tiempo estás en el sol para ayudar a evitar la sobreexposición. Asegúrate de proteger la piel sana con un protector solar de amplio espectro con un SPF de al menos 15. Aplica el protector solar generosamente y vuelve a aplicarlo si te bañas, sudas o ha pasado más de una hora. Antes de comenzar cualquier programa para tomar el sol, pregunta a tu médico sobre la mejor manera de utilizar la luz solar natural para el tratamiento de la piel.

Evita los desencadenantes de la psoriasis, siempre que sea posible. Descubre lo que provoca, en tu caso, que empeore la psoriasis y toma medidas para prevenir o evitar dichas prácticas. Las infecciones, lesiones en la piel, el estrés, el tabaquismo y la exposición al sol intenso puede empeorar la psoriasis.

Evita el consumo de alcohol. El consumo de alcohol puede disminuir la eficacia de algunos tratamientos de la psoriasis.

Come una dieta saludable. Aunque no hay pruebas de que ciertos alimentos mejoran o agravan la psoriasis, es importante comer una dieta saludable, especialmente cuando se tiene una enfermedad crónica. Una dieta saludable incluye comer una variedad de frutas y verduras de todos los colores. Si piensas que ciertos alimentos te afectan positiva o negativamente añádelos o elimínalos de tu dieta.

Medicina Alternativa para la psoriasis

Remedios Caseros para la psoriasis

Existen muchas terapias alternativas para aliviar los síntomas de la psoriasis, incluyendo dietas especiales, cremas, suplementos dietéticos y hierbas. Algunas terapias alternativas se consideran generalmente seguras y pueden ser útiles para algunas personas en la reducción de los signos y síntomas, como picor y descamación.

Aloe vera. La crema de extracto de aloe puede reducir el enrojecimiento, la descamación y la inflamación. Es posible que necesites usar la crema varias veces al día durante un mes o más para ver las mejoras en la piel.

El aceite de pescado. Los ácidos grasos Omega-3 que se encuentran en los suplementos de aceite de pescado pueden reducir la inflamación asociada con la psoriasis, aunque los resultados de los estudios son contradictorios. Tomar 3 gramos o menos de aceite de pescado al día es generalmente reconocido como seguro y puede ser beneficioso.

Si estás pensando en suplementos dietéticos o terapia alternativa para aliviar los síntomas de la psoriasis, consulta al médico. Él o ella podrá ayudarte a sopesar los pros y los contras de las terapias alternativas específicas.