Zonas de la Psoriasis

¿Dónde puede localizarse la psoriasis?

La psoriasis puede darse en cualquier parte del cuerpo, como las orejas, el cuero cabelludo, los párpados, la boca, los labios, pliegues en la piel, manos, pies, uñas, etc. La psoriasis podría aparecer en todas las partes de la piel existentes en nuestros cuerpos.

Zonas de la Psoriasis

Se diferencian distintos tipos de psoriasis dependiendo de la zona del cuerpo que ocupe y de hecho, pueden aparecer diferentes síntomas al estar ubicada en un lugar u otro.

Se administran determinados tratamientos según la parte del cuerpo afectada, ya que la piel de cada una de estas partes es diferente.

Además, la psoriasis puede variar ampliamente entre los pacientes y en cómo responde al tratamiento. La terapia de luz o los tratamientos tópicos se utilizan a menudo cuando la psoriasis está limitada a una parte específica del cuerpo.

Sin embargo, los médicos pueden recetar medicamentos orales o inyectables si la psoriasis afecta en gran medida la calidad de vida del paciente. Existen tratamientos efectivos, independientemente del lugar donde se encuentre la psoriasis.

Éstas son algunas de las zonas tratables donde puede aparecer la psoriasis:

  • Cuero cabelludo - Es una de las zonas más frecuentes afectada por la psoriasis y habitualmente es precedente de otras condiciones. Por lo general, se desarrolla ocupando grandes y gruesas placas o bien, placas más discretas.
  • Tronco y extremidades – Estas localizaciones de la psoriasis son muy comunes, inclusive en la parte inferior de la espalda. En el caso de cubrir una superficie corporal superior al 30%, podría resultar indispensable administrar un tratamiento sistémico para combatir la enfermedad.
  • Pliegues de la piel (Psoriasis Flexural) – Cuando la psoriasis se localiza en las zonas flexoras y en los pliegues de la piel, las palabras que se emplean intercambiablemente para definirla son psoriasis inversa, flexural o intertriginosa. Las zonas de piel afectadas pueden ser axilas, ingles, pliegues de la zona genital e interglúteo, ombligo, parte trasera de la rodilla.
Donde se localiza la Psoriasis
  • Manos y pies – Aproximadamente el 25% de los pacientes afectados por la psoriasis sufren también lesiones en forma de placas en manos y pies. El aumento de la capa córnea suele conducir a que se formen callos y durezas.
  • Codos y rodillas - En el 70% de los ocasiones la psoriasis aparece en los codos y en el 50% en las rodillas. Aparece en forma de una gruesa placa blanca de escamas que cubre la piel enrojecida. Este tipo de psoriasis pocas veces produce picor.
  • Rostro - La psoriasis facial afecta doblemente sobre niños que entre adultos. Es importante señalar que este tipo de psoriasis puede desarrollar una fuerte conmoción psicológica. La psoriasis facial suele confundirse con la dermatitis seborreica. Son placas enrojecidas y delimitadas con escamas secas o grasas.
  • Membranas mucosas - Es una zona menos frecuente que otras. La psoriasis podría dañar las membranas mucosas bucales y genitales. Las lesiones de las membranas mucosas genitales son complicadas de curar y pueden interferir en las relaciones íntimas, generando consecuentemente problemas psicológicos importantes.
  • Parte inferior de la espalda – Es una de las partes más habitualmente dañadas, donde la psoriasis ocupa la zona sacrolumbar. Las heridas son pápulas rojas o placas muy bien acotadas que por lo general no causan picazón.
  • Uñas – La psoriasis afecta de forma frecuente a las uñas, más a las de las manos que a las de los pies. Este tipo de psoriasis se denomina ”psoriasis ungueal” y afecta a la mitad de pacientes enfermos. Quien ha padecido psoriasis durante varios años corren un mayor riesgo de desarrollar lesiones en las uñas que aquellos que acaban de contraerla.
  • Orejas - Las placas psoriásicas que subren el cuero cabelludo, pueden alcanzar a veces la zona de las orejas. Las lesiones en esta zona pueden deberse a veces a la fricción de la montura de las gafas sobre la piel.